jueves, 6 de diciembre de 2012

Una esperanza entre tanto cierre empresarial

Un día de estos se cumplen seis años desde que supe que, tras cuatro pruebas y superar a casi mil personas,  había entrado a formar parte de los "elegidos" que íbamos a formarnos en Gestión Internacional de la Empresa gracias al Icex. El curso, de seis meses de duración, comenzó en enero y tenía como recompensa un proceso de prácticas en una Oficina Comercial de cualquier país del mundo.

Después de todo el máster y el trabajo de becaria en Bogotá, me planteé muy seriamente si el Gobierno tenía que sufragar una formación tan costosa a la que no le acababa de ver la recompensa, hasta ahora.

Este año, en plena crisis económica, en pleno descontento social, con los jóvenes más preparados emigrando del país. Este 2012, con todas las dificultades que acarrea el mundo empresarial, tres compañeros han decidido emprender su aventura y montar sus propios negocios. Y es ahora cuando veo que vale la pena todo lo hecho, cuando considero que el dinero destinado a los programas de Becas no son fondos gastados, sino invertidos en dar herramientas a los nuevos empresarios que son los que tienen que tirar adelante la economía de este país.

Lo mejor de todo es que los proyectos han nacido en diferentes ciudades de la geografía española y abordan tres sectores punteros en nuestro país pero en los que había necesidades y huecos de mercado que ellos han visto y para los que desean poner soluciones. Son tres proyectos ya en funcionamiento que están capeando las dificultades propias de los inicios sumados a la fuerte crisis que vivimos. Son para mí, una muestra de orgullo hacia la que nos consideran "generación perdida" y un acto de valentía que merece todas las buenas recompensas que puedan cosechar. 

Estos tres nuevos negocios nacidos de mis compañeros son Lulibü, Overall y Automática Editorial.


Lulibü es el proyecto de mi ex compañera Icex en Bogotá y de su hermano. Esta tienda online, con sede en Madrid, ha sido uno de mis grandes descubrimientos para esta temporada y, gracias a ellos, estas Navidades habrá en casa regalitos de bisutería y complementos algo diferentes a lo común. 


Overall es una de esas empresas por las que me gustaría tener mejor cuerpo y poderme poner una de sus creaciones. Nacida en Barcelona de la mano de una experta en moda, tanto que ocupó ese puesto de becaria en Nueva York, producen prendas deportivas adaptadas a la vida cotidiana. Originales, modernos, únicos y muy pero que muy cómodos!!!!



Los últimos emprendedores son Automática Editorial, una apuesta por la buena literatura nacida de la mano de un navarro ex becario en Dubai y de unos amigos suyos cansados de leer siempre lo mismo y con la ambición de demostrar que la piratería no es competencia si se hace un buen producto. 


Para mí, ellos son los que este año merecen los mejores regalos de Navidad porque han demostrado una valentía y decisión totalmente necesaria entre la sociedad miedosa y conformista en la que nos estamos convirtiendo. Para ellos pido que los Reyes pasen muchas veces por sus almacenes y repartan parte de su ilusión entre los demás jóvenes para, con sus productos, contagiar el espíritu emprendedor y la capacidad de sacrificio ante los sueños de cada uno.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario