domingo, 2 de noviembre de 2014

Primer sábado de mes, Community Bamba Day

El sábado fue primero de mes y aquí eso significa que el terreno Bamba se llena de mujeres y de niños qur vienen a celebrar el Community Day.
Bamba, además de colaborar con el orfanato y con las mujeres Neema, tiene un programa de apadrinamiento de niños de la comunidad. En la actualidad, más de 70 menores pertenecientes a 28 familias tienen los gastos escolares cubiertos y, cada mes, sus familias reciben una bolsa con productos básicos. Esta bolsa (o saco, más bien) es igual para las familias con un niño apadrinado o con seis ya que es un extra a la finalidad inicial del programa. El valor aproximado de la bolsa es de unos 10 euros e incluye más de 5 kg de maíz, unos 2 de alubias, una bolsa de arroz, manteca para cocinar, un paquete de sal y jabón para fregar y limpiar la ropa. Además, las familias que tienen niñas adolescentes, reciben compresas.
Aquí el día es festivo. Al ser sábado, muchas de las mujeres vienen directas de la iglesia vestidas con sus mejores ropas. Otras mujeres han cocinado durante la mañana arroz y alubias para todos que se sirven en platos gigantescos y en los que no queda ni una miga. Da igual la edad del comensal, ¡se acaba todo!
Por la tarde, las mujeres aprovechan para reunirse y tratar los diferentes problemas o las peticiones que puedan haber surgido durante el último mes. También se les explica cómo se ha distribuido la aportación de los padrinos y los requerimientos hacia ellos (notas, cartas o dibujos para los padrinos...). Mientras, los niños corren y juegan.
Entre los juegos del sábado, montamos los primeros equipos Community Bamba. Organizamos dos partidos de fútbol para que tanto los más mayores como los pequeños pudieran disfrutar de la tarde. Gracias a las equipaciones cedidas por la Fundació Reial Mallorca, hacer equipos por edades resultó fácil y muy muy divertido. Y eso que el campo es empinado, con grandes hoyos y piedras que hacen de los partidos una especie de juego de obstáculos. Les gustó tanto que ya tenemos montado el cuerpo técnico y un equipo que quiere entrenar varias veces por semana. ¡A ver si así conseguimos ganar a otros niños de Kabarnet!
Sin duda, la jornada es otro golpe de la realidad keniata. Mujeres que andan más de hora y media para cargar con una bolsa de comida de la que no sienten el peso físico, sino el alivio que supone a su economía domestica.

1 comentario:

  1. Me alegro mucho que estes ayudando y disfrutando y que puedas compartirlo a traves de aqui con todos los muzungu. Que sigan las cosas mejorando. Un abrazo y gracias desde SnSn

    ResponderEliminar